Toma de decisiones financieras


Se calcula que el uso de tarjetas de crédito en el Perú en el 2016 fue de 2.8 millones de clientes lo que represento un aumento de 1.98% con respecto al año anterior, sin embargo se observo que el saldo deudo llego a ascender a 17 millones de soles que represento un crecimiento de 21.5% según cifras de Sentinel, una de las principales centrales de riesgos en el Perú, las cifras son más alarmantes si desagregamos los datos y observamos que el 33.3% se origino por el retiro de dinero en efectivo de la tarjeta, cifra en aumento con respecto al periodo anterior 29.4% (El Comercio, 2016). 
Se sabe que las matemáticas financieras son el núcleo de las finanzas y su propósito es contribuir métodos, técnicas y herramientas para el cálculo de operaciones de ahorro, crédito, riesgo e inversión para niveles gerenciales ya que sirven para planear, organizar, dirigir, coordinar, controlar y evaluar cualquier proyecto de inversión en las grandes empresas (Jaramillo, 2016). Sin embargo, se discute que  las matemáticas financieras puedan ser utilizadas de manera sencilla para las operaciones comunes de un ciudadano normal que quiere obtener un crédito para comprar un vehículo, iniciar estudios de post-grado, comprarse una casa o simplemente irse de viaje para disfrutar de la vida y así pueda tomar una mejor decisión para su economía. Debido a las formulas y técnicas que existe en las matemáticas financieras son aplicables en todos los asuntos monetarios, estos son útiles tanto para las empresas privadas, instituciones gubernamentales y los individuos (Blank & Tarquin, 2012). El siguiente ensayo tiene como finalidad demostrar que no hay que ser un experto en la materia para poder utilizar de las herramientas que nos ofrece las matemáticas financieras, revisar como la gente común puede utilizar las matemáticas para su uso personal, demostrando cuales son los principales indicadores que se usan para tomar un crédito de cualquier tipo y tomar una buena decisión.
La tarjeta de crédito no es una necesidad, pero te permite empezar a tener un historial de vida crediticia para acceder a futuros créditos de mayor envergadura y poder utilizarla en cualquier tipo de urgencia. Asimismo los programas de fidelización hacen que haya más de un pretexto para usarla, pero a su vez trae consigo una gran responsabilidad en su uso ya que si se utiliza de mala forma puede traer más de un problema al usuario en su economía (Finanzas Personales, 2015).  No importa porque se tiene una tarjeta de crédito, lo importante es cómo saber usarla y administrarla.
Uno de los errores más comunes en los usuarios es tener dos o más tarjetas de crédito, lo más probable que en una sola tarjeta se concentre todo el límite de gasto real de un cliente pero se comete el error en contar con más de una tarjeta. Al tener más de una tarjeta no permite llevar un registro adecuado de los gastos, endeudarse más del poder de pago y no tener claro las tasas de interés de cada una de las tarjetas. Así como se dijo que el tener una tarjeta de crédito puede ayudar a tener un buen historial crediticio, también puede perjudicar si no se cumple con las obligaciones de pagos conllevando a moras y hasta embargues en algunos casos. Tener dos o más tarjetas de crédito puede llevar a pagar la de deuda de una tarjeta de crédito con otra tarjeta de crédito, conocido también como carrusel, una mala práctica en su uso (Gestión, 2014). 
El no conocer la tasa de interés es otro gran error que suelen tener los usuarios de tarjetas de crédito, la tasa de interés es el costo del dinero en el tiempo por el uso del crédito de la tarjeta, los clientes deciden pagar la deuda en muchas cuotas, haciendo pagos mínimos mensuales, esto hace que se pague primero los intereses y se amortice muy poco, esto hará que la  deuda crezca en costo y tiempo. El uso desmedido de la tarjeta puede llevar a que se sobregire el límite, esto sólo favorece a los banco por generar más ganancias y a los usuarios pérdidas por pagar más intereses.
Otro de los errores más graves al usar la tarjeta de crédito es el uso del avance de efectivo o el retiro de dinero de la tarjeta de crédito, este es el dinero más caro del mercado muy superior a la tasa de interés de compra que tienen las tarjetas. Si bien esta práctica no se recomienda, sólo se entendería su uso en casos de emergencia, hay que tener en cuenta que existen en el sistema otros tipos de préstamos que pueden resolver de la misma manera esta necesidad a un menor  costo (Finanzas Personales, 2015).
El crédito hipotecario es uno de los créditos personales o mancomunados mas anhelados en las personas, lo más probable que sólo se tenga uno en la vida por eso es importante saber escoger y estar informado en todo lo que involucra dicho crédito. Se debe de tener claro las tasas de intereses que se cuenta en el mercado; la tasa fija es cuando la tasa se mantiene durante todo el tiempo de vida del crédito, esta se mantiene una sola que no variará pase lo que pase; la tasa variable, suele suceder cuando hay variaciones en entidades gubernamentales, acuerdos entre los bancos o variaciones abruptas en la inflación; tasa de interés mixta es cuando se tiene una tasa fija hasta un determinado tiempo, luego varía a tasa variable en el tiempo previo acuerdo entre la entidad y el usuario. Al conocer las diferentes tipos de tasas, permitirá al usuario saber escoger que tipos de créditos seleccionar, por ejemplo en un escenario donde las tasas son bajas y se especule que estas subirán en un futuro conviene la tasa fija, por el contrario en el escenario donde se tiene tasas de interés altos y se especula que bajarán conviene tener una tasa de interés variable (Finanzas Personales, 2011).
Si bien es cierto que algunas entidades te piden sólo el 10% de inicial del inmueble a comprar, lo que se aconseja es contar con una suma importante de dinero que sirva para pedir menos dinero prestado posible, esto hará que las cuotas mensuales sean más bajas, el tiempo de vida del crédito sea más pequeño y se paguen menos intereses. Se puede hacer una comparación con lo que sucede con las tarjetas de crédito, en tratar de pagar lo más pronto posible la deuda con cuotas altas, amortizando capital y reducir tiempo, esto hará que pagues menos intereses y puedas salir rápido de la deuda. Tener en cuenta que el monto de la cuota del préstamo no debe ser mayor a un 40% de los ingresos, ya que dificultaría el cumplimiento del compromiso de pago con la entidad bancaria (Forbex, 2014).
Al momento de escoger que entidad bancaria otorgará el crédito, el usuario no debe de fijarse en la TEA sino en la TCEA que es la tasa que incluye los intereses a pagar más los gastos, seguros y comisiones. Muchas veces una tasa efectiva anual puede ser más baja que la competencia pero el recargo en los seguros de desgravamen, seguro inmobiliario, comisiones, etc. pueden superar la oferta. Lo que se aconseja es fijarse en la TCEA para comparar las tasas en el mercado (El Comercio, 2014).
Si los bancos no nos pagarán por nuestro dinero a guardar la mejor opción de ahorrar el dinero es tenerlo debajo del colchón, así como el crédito hipotecario donde se debe de comparar la TCEA, en este ámbito se debe de comparar la TREA que es la tasa de interés a pagar menos las comisiones que la entidad nos cobrará por sus servicios, se entiende que a mayor tasa mejor es la opción para el ahorro (Westreichar, 2015). Hay que tener en cuenta que la tasa a escoger debe de tener un mínimo y esto se puede partir por la tasa de inflación del país, la tasa debe ser mayor a esta ya que si fuera menor, el dinero depositado valdrá menos cuando se retire. Las mejores cuentas de ahorro para inversión son las de plazo fijo, donde se obliga al inversor tener el dinero depositado por largos periodos de tiempo para que la entidad financiera pueda administrarlos y así pueda otorgarle mejores tasas de interés.
Se ha repasado los créditos más comunes de uso en los individuos como la tarjeta de crédito donde se aconseja manejar una sola tarjeta pagar tener claro las tasas de interés, fechas de pago, pagar lo consumido del mes o si no lo fuera así hacer pagos altos para que amorticen el mayor importe de la deuda, evitar lo mas que se pueda el retiro de efectivo de la tarjeta ya que las entidades financieras suelen cobrar una tasa de interés mucho más alta al de compra. La tarjeta de crédito es una gran herramienta de financiación a corto plazo pero no a largo, hay que tener en cuenta que su uso se debe de hacer de manera responsable y ordenada, el alto consumo conlleva a endeudarse y no poder responder con los pagos comprometidos.
Para el crédito hipotecario se aconseja saber de las diferentes tipos de tasas que existen como la fija, variable y mixta, donde en un escenario de incertidumbre se aconseja tomar una tasa fija que permanecerá intacta en toda la vida del crédito, caso contrario cuando se especula una mejora en el mercado y hay variaciones en entidades gubernamentales a favor, se aconseja una tasa variable, a estos consejos se le suma que para comparar los créditos entre entidades financieras se toma la TCEA ya que incluye la tasa de interés efectiva más los gastos administrativos y seguros, mientras menor sea la TCEA mejor beneficio es para el cliente. Asimismo para el caso de inversiones como ahorros de plazo fijo, el indicador clave para comparar que entidad conviene es medirlo por la TREA que es la tasa de interés a pagar por la entidad considerando los gastos administrativos de la cuenta, mientras mayor sea la TREA mejor para el cliente.
En conclusión que después de lo tratado las matemáticas financieras pueden ser utilizadas de manera sencilla para las operaciones comunes de una persona que no tiene conocimientos avanzados en el tema y que quiera financiar la compra de un bien o invertir dinero. Las matemáticas financieras no son exclusivas para un uso gerencial, también son aplicables para la toma de decisiones en la vida personal de un individuo y son fáciles de entender. Por lo tanto se reafirma que no es necesario ser un experto en la materia para el manejo correcto de unas matemáticas financieras en su uso personal.


Referencias
Blank, L. & Tarquin, A. (2012). Ingeniería Económica. La ingeniería económica, descripción y papel en la toma de decisiones (pp. 3). DF, México: Mc Gran Hill.
El Comercio. (2014). ¿Vas a pedir un crédito hipotecario? No olvides estos consejos. Recuperado de http://elcomercio.pe/economia/personal/credito-hipotecario-no-olvides-estos-consejos-si-vas-pedir-uno-noticia-1732166
El Comercio. (2016). Aumenta, de la peor forma, la deuda con tarjeta de crédito. Recuperado de http://elcomercio.pe/economia/negocios/aumenta-peor-forma-deuda-tarjeta-credito-noticia-1913669?ref=flujo_tags_515281&ft=nota_1&e=titulo
Finanzas Personales. (2011). Lo que se debe de hacer antes de pedir un crédito hipotecario. Recuperado de http://www.finanzaspersonales.com.co/credito/articulo/lo-debe-saber-antes-pedir-credito-hipotecario/37578
Finanzas Personales. (2015). Los peores errores que se esta cometiendo con su tarjeta de crédito. Recuperado de http://www.finanzaspersonales.com.co/credito/articulo/errores-comunes-que-se-cometen-con-la-tarjeta-de-credito/56935
Forbex. (2014). ¿Que debes saber antes de solicitar una hipoteca?. Recuperado de http://www.forbes.com.mx/que-debes-saber-antes-de-solicitar-una-hipoteca/#gs.eFMCk=Q
Gestión. (2014). BCP: Elimina los malos hábitos que encarecen tu tarjeta de crédito  Recuperado de http://gestion.pe/tu-dinero/bcp-elimina-malos-habitos-que-encarecen-tu-tarjeta-credito-2118373
Jaramillo, V. (2016). ¿Por qué debemos aprender matemáticas financieras?. Academia.edu Recuperado de http://www.academia.edu/4832947/_PORQUE_DEBEMOS_APRENDER_MATEMATICAS_FINANCIERAS
Westreichar, G. (2015). Claves para elegir donde depositar mis ahorros. Gestión. Recuperado de http://gestion.pe/tu-dinero/claves-elegir-donde-depositar-mi-ahorros-2129219

Comentarios

Entradas populares de este blog

Inversión Extranjera Directa (IED) en América Latina

La responsabilidad social no es un gasto sino una inversión

¿Si fueras Bembos, que hubieras hecho?